DE VIEJAS MELODÍAS

de viejas melodias.jpg

Sonará de nuevo aquel viejo disco
que escuchábamos en las tardes de estío,
sudorosos de amarnos y agotados
de dejarnos la vida en cada beso.
Sonará en algún otro lugar y serán otros
los que cierren los ojos y se quieran,
así como nosotros nos quisimos.

I.S.M. 14 de octubre de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

Anuncios

ODA A UN MINI-TEMBLOR, “CABRONCITO”

oda

ODA A UN MINI-TEMBLOR, “CABRONCITO” (que dirían en mi tierra)

Lo que viene siendo zascandilear, zascandileaba,
como cualquier temblor que se precie.
a zancadas jubilosas, todo el cuerpo,
hasta caer rendido.
Entonces sorprendía la madurez impropia
para elegir el sitio.
Podías topartelo acurrucado entre los párpados,
o en el confort de las corvas, o en las manos,
en las líneas de expresión, junto a la boca,
o en la cálida oquedad de las axilas.
Jamás la extensión del pecho.
-Mucho órgano de peso-
se diría.

I.S.M. 04 octubre del 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

UN SOSIEGO, UN CAFÉ.

La cafetería está dentro del Complejo,
hay tiempo,
el trasiego de gente que va y viene, delata
una inservible impaciencia que se pega a la ropa,
hay tiempo.
Nunca entendí esas prisas, sabiendo como saben
que la megafonía funciona que da gloria.
hay tiempo, incluso de matarlo,
saborear otro café y hacer bolitas con las migas de pan,
mientras se espera,
entretenerse en adivinar /por las ojeras/, en las mesas contiguas,
quien acompaña a quien.

I.S.M. 3 de septiembre 2017

La Petite Mort

20375858_1642877699076305_809277475856536608_n

Cuando los pies se hacen pequeñitos
y los pasos no alcanzan a recorrer el metro
cuadrado de tu celda,
cuando torpe la memoria, solo acierta
a obsequiarte fotogramas amarillos.
Cuando no hay somnífero que acote
el territorio del insomnio y el pudor,
cuando de farras la petite-mort,
las musas y la fe, cuando la Vida,
ocurre toda más allá de los barrotes,
y alguien te pide que escribas Poesía.

I.S.M. 30 de julio de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

Desposada

poesiamedewsposé

Con la Poesía me desposé, fue una de esas veces en las que sin mucho pensar me encontré repitiendo un “si quiero”
A diferencia de las otras, no había un Concejal incidiendo en aquello de la “fidelidad perruna” ni una ristra de rostros sonrientes como emoticonos en movimiento, ni aplausos entusiastas ni kilos de arroz desperdiciados.
Esta vez fue en un cuarto en penumbras, sin testigos, él, mi primer libro de poemas.
No le importó mi edad ni mi inocencia, me desvirgó con la mayor impunidad, como si desde siempre le hubiese pertenecido.
Supe entonces que sería la relación definitiva, inevitable, casi clandestina, de esas adicciones que se ocultan, para no herir ni herirte demasiado.

I.S.M. 28 de julio de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

DE SER MUJER…

de ser mujer.jpg

De ser mujer, no sé lo que sería,
lleva algo de esa saña que da la mala vida
hecha veta en el pecho,
grave la voz, burlona la mirada,
lleva las uñas afiladas y en el cuello,
un aroma dulzón a “nomeolvides”
de imitación la lengua y los zapatos,
la hombría entre las cuerdas y el hastío,
lleva el amor propio y resentido
de esas almas tiernas y canallas
en las que el dolor es pan comido.
Lleva un poemario, un miedo, una cometa,
un calendario, una navaja, una violeta,
un par de alas lastradas y un crespón.
Juega una paloma a ser halcón,
de ser mujer… no sé lo que habría sido.

I.S.M. 1 de julio de 2017

Isabel Suárez Mtnez- Cruz

Escalera Real

escalera
-Vas de farol, mujer-
se rascó la entrepierna y escupió al cenicero,
la estruendosa carcajada del coro de palmeros
estremeció el garito.
Cuando me levanté unos minutos después,
el hedor a machismo era aún más nauseabundo,
despacio, sin dejar de mirarle y sin hablar,
(recordé que quién habla primero siempre pierde)
coloqué frente a él, sobre el verde tapete,
mi horquilla de la suerte, mi Escalera Real.

I.S.M.16 de junio de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

Pereza

Habrá que desperezarse.
Dicen que los caminos se construyen andando
y yo aquí, mientras tanto, tumbada boca arriba,
contándole las tildes a este verso cansado.
Habrá que levantarse,
recomenzar el puzzle, ensamblarle las piezas,
reciclarse las ganas, programarse los plazos,
habrá que incorporarse.
No es buena consejera la pereza,
pero… se está tan bien entre sus brazos!!

I.S.M. 15 de junio de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz

El Mendigo De Las Alas Sin Ojos

viejoparque

El viejo del parque me ve y me reconoce,
una mueca deja al descubierto
cuatro dientes huérfanos y estira,
como una cuerda larguísima
sus manos.
Allí pongo una moneda cada día,
cuando paso veloz a su lado
/es acaso un segundo/
nos da tiempo a mirarnos.
El sabe que algo pasa,
sus ojos son dos pájaros sin alas
que invitan a quedarse.

I.S.M. 10 de junio de 2017

© Isabel Suárez Mtnez- Cruz